lunes, 25 de mayo de 2015

Tropinota squalida

Antonio J. Pizarro

Turno para un muy frecuente coleóptero de la familia Scarabaeidae perteneciente a la subfamilia de los cetónidos. Es muy parecido a otro escarabajo muy común, el  oxythyrea funesta. Ambos son coleópteros redondeados que pueden superar ligeramente el centímetro de extensión, negros con algunas manchas blancas en los élitros y con pilosidad clara. Tropinota squalida se distingue por la forma de su cuerpo más redondeada, aunque con los resaltes de los élitros y la sutura central más sobresalientes y los hombros más marcados.

Los adultos comienzan a aparecer de forma escalonada en primavera, hasta el mes de julio. Se alimentan del cultivo o del polen de hierbas espontáneas y a continuación se reproducen, realizando la hembra la puesta en el propio suelo, sobre restos de materia orgánica (estiercol y vegetales en descomposición), de lo cual se alimentará la futura larva. Dicha larva tras completar su ciclo pupa, aparece de nuevo con forma adulta a finales de verano, permaneciendo enterrados en el suelo hasta la primavera siguiente iniciándose de nuevo el ciclo.

Son unos magníficos polinizadores de las diversas especies florales que visitan para alimentarse, aunque cuando su población aumenta más de la cuenta pueden ser perjudiciales y causar daños en cultivos de frutales y vid.

Antonio J. Pizarro
Aparece en todas los países ribereños del Mar Mediterráneo, tanto en Europa, como en el norte de África y el Oriente Próximo; también en las Islas Canarias. Suele verse en campos descuidados con presencia de malas hierbas y junto a explotaciones donde hay hierbas en las zonas colindantes, siendo común en parcelas cercanas al monte. Por ello es importante realizar la escarda de invierno, en la parcela y en los bordes, poniendo especial atención en eliminar crucíferas, compuestas y cistáceas, plantas cuyas flores son importantes atrayentes de adultos en primavera.

En Rota es fácil de ver en cualquier prado, camino rural, solar abandonado o parque. Por poner un ejemplo, les gusta mucho visitar las  grandes flores de jara común (Cistus ladanifer) allí plantadas.
Google+