miércoles, 25 de marzo de 2015

Nevadilla

Paronychia argentea, comúnmente llamada sanguinaria, o nevadilla es una planta herbácea de la familia de las cariofiláceas, que crece habitualmente en arenales, caminos, campos abandonados y terrenos secos.

Antonio J. Pizarro

Se trata de una especie rastrera, que crece a ras del suelo, y sus ramitas se extienden no más de 20 cm de longitud. Es una planta perenne muy fácil de ver  por nuestros campos en la primavera, cuando van apareciendo diminutos brotes de su cepa. Luego en cada ramita aparecen las flores que al agrandarse tapan por completo las ramas y las hojas, y solo se ve en el suelo un montoncito de llamativas flores, que al verlas y tocarlas dan la impresión que son de plástico o de papel, pequeñas, muy bonitas y curiosas. Crece sobre suelos pedregosos, márgenes de ríos secos, laderas, caminos y terrenos baldios. Se cría en toda la Europa mediterránea. Al final del verano la planta desaparece, sus florecitas se secan, la lluvia y el viento las esparce, pero queda enterrada su cepa que brotará en la primavera siguiente.

Se utilizó, cocida, como diurético y purificadora de la sangre (de ahí uno de sus nombres,"sanguinaria"), hipotensora, desintoxicante y en emplasto para curar heridas. Todavía suelen venderla en herbolarios.

Antonio J. Pizarro

Google+