martes, 21 de abril de 2015

Malva


Antonio J. Pizarro

Bajo este nombre (popular y científico) se engloba un género que incluye numerosas especies de plantas con características muy similares.  La malva más popular es la que tiene como nombre científico Malva Sylvestris, posiblmente la de la imagen, y pertenece a la familia de las Malváceas. 

Antonio J. Pizarro
Son hierbas anuales o perennes, ocasionalmente de base leñosa, con tallos erectos o procumbentes, glabros o pubescentes. Las hojas, más o menos largapecioladas, son enteras, crenadas, serradas o profundamente palmatilobadas -con 5-7 lóbulos- u ocasionalmente palmatisectas, y con estípulas sesiles o persistentes. Las flores son solitarias o en fascículos axilares, a veces reunidos en racimos terminales. El epicáliz tiene 2-3 piezas más o menos libres, de lineares a lanceoladas, más cortas que el cáliz que tiene 5 sépalos más o menos soldados. Los 5 pétalos de la corola -tan o más largos que los sépalos- son generalmente de color lila, rosado o blanquecino, más o menos veteados de lila más oscuro. El fruto es un esquizocarpo discoideo, con mericarpos en forma de gajos de mandarina, indehiscentes, monospermos, lisos o rugosos, más o menos ornamentados dorsal y lateralmente y que se tornan de color parduzco al madurar. El carpóforo axial es corto, cónico o discoideo. Las semillas son reniformes y lisas, ocasionalmente muy finamente puntuadas o reticuladas. El fruto, y sobre todo los mericarpos, maduros son prácticamente indispensables para una correcta identificación de las especies.


Esta planta es originaria de zonas con climas templados de África, Europa y Asia. Aunque se la encuentra en otras partes del planeta ya que se adapta bien si tiene ambientes adecuados. Crece en forma silvestre en baldíos, al costado de caminos ya que no requiere de condiciones naturales exigentes. En la actualidad también se la cultiva para luego ser utilizada para ornamentar jardines y como planta medicinal.

En muchas especies se comen sus hojas como una verdura y se cultiva a escala comercial limitada en China.  Las hojas jóvenes de la malva, de sabor suave, son un buen sustituto de la lechuga, mientras que las hojas más viejas salen mejor cocinadas. Se utilizan con profusión las flores en ensaladas. Las malvas se utilizan también a menudo como plantas ornamentales al ser perennes de fácil crecimiento, y una vez que han florecido de breve duración. Se siembran directamente al aire libre en el otoño. La semilla es muy fácil de recoger y de guardar. Hay especies que se consideran como plantas invasoras, particularmente en las Américas de donde no son nativas.
Google+