sábado, 18 de abril de 2015

Spartium junceum

Conocida como retama de olor, ginestra (y múltiples nombres más, según la región) es una planta perenne, leguminosa, arbusto alto, que puede llegar hasta los cinco metros de altura, aunque lo más normal son 2-3, muy ramificado con ramas de aspecto junciforme: verde y aparentemente sin hojas (de hecho las hojas son pequeñas y lanceoladas o linares y se caen rápidamente).

Las flores son grandes de más de 2 cm, de color amarillo muy vivo que crecen de la parte superior de las ramas y que hacen inconfundible a esta especie. Además la reconocemos porque el cáliz parece estar formado por una sola pieza, sin dientes, que abraza la flor por debajo y se abre por arriba. Los frutos son unas legumbres muy comprimidas que se vuelven de color negro al madurar. Puede florecer en diferentes momentos del año. Aunque la floración principal se da a finales de primavera, en Rota puede florecer antes. El ejemplar de la fotografía, ubicado en el parque Laguna del Moral, ya estaba en flor a comienzos de la primavera.


Esta extendida por las solanas y tierras secas de toda la región mediterránea (naturalizada en muchos lugares) y suele usarse frecuente para revestir y consolidar taludes, márgenes de carreteras, obras de restauración paisajística o como en este caso, para adornar nuevos parques.


Antonio J. Pizarro

Aunque se trata de una planta propia de zonas con clima mediterraneo no está del todo claro su zona nativa. Los especialistas consideran que tal vez sea nativa del Sur y Sureste de la Península y naturalizada e introducida en muchas otras regiones.


Antonio J. Pizarro
Google+